¡¡¡GRACIAS!!!

   Ya casi una semana desde que  no nos vemos y aún no os había hecho la despedida que os merecéis…

    Se ha acabado el curso, y tengo que decir, aunque no os lo creáis, que se me ha hecho incluso corto, que ha sido un año muy especial para mí, y todo gracias a vosotros, mis niños de 1º.

    Hemos trabajado un montón, seguro que me recordaréis como la pesada que siempre os estaba haciendo escribir, insistiendo en que hay que fijarse en la ortografía, en la separación de párrafos… La de las unidades en cooperativo, llenándoos de rúbricas, coevaluaciones y papeleos… Con mi “Calleu…” o el “¿Corregimos ya?”…

    Pero también espero que de todo esto hayáis aprendido que nuestra expresión (oral o escrita) es nuestra tarjeta de presentación, que leer puede ser una aventura emocionante, tanto como escribir vuestros propios textos o descubrir la cantidad de faltas de ortografía que nos rodean cada día para evitar cometerlas nosotros…

      Y, sobre todo, que la lengua y la literatura (en castellano o en valencià) no son entes extraños, que las hacemos nosotros, que forman parte de nuestra realidad cercana y creo que como tal os las he intentado explicar.

       No sólo eso, sino que se puede aprender disfrutando, compartiendo experiencias e ideas con los compañeros, yendo más allá de lo establecido… Y que con un buen clima de aula, todo es más fácil.

        Por todo esto, y por muchas cosas más, GRACIAS, a todos y cada uno de vosotros, por vuestra entrega, por vuestra complicidad, por vuestro cariño, por hacerme sentir tan a gusto en clase, por vuestras risas, por vuestras preguntas, por vuestra colaboración en todo, por esas canciones en el autobús, por los “¡Hola Marian!” a varias voces, por las “persecuciones” en el patio de los martes, por confiar en mí, por vuestros cotilleos…

         Ojalá sigamos teniendo algo de todo esto, os voy a echar mucho de menos. Espero encontraros a lo largo de los cursos y seguir viendo en vosotros esos niños que he conocido, más altos, más maduros, pero con la misma calidad humana que tenéis ahora. GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS.

       Papis y mamis que me leéis, también GRACIAS a vosotros, por colaborar siempre, y hacer que todo haya sido muy sencillo. Todos hemos navegado en el mismo barco, GRACIAS por hacer que el viento soplara a favor.

          Uf, al final me ha salido otro Sermón de la Montaña (los del B ya sabéis de lo que hablo, 😉 ). Os dejo con el vídeo, espero que os guste. Y no os olvidéis que, aunque no estéis en mi clase real, siempre estará abierta para vosotros esta clase virtual, que es la vuestra. Os espero por aquí cuando queráis.

         “Ya no seré lo que fui para ti una vez, pero puedes contar conmigo”. Podéis contar conmigo, siempre.

GRACIAS y FELIZ VERANO.

 

 

 

 

 

Anuncios